martes, 23 de noviembre de 2010

Importancia del fosforo

Importancia del Fósforo en el suelo. El fósforo es un elemento esencial para la vida. Las plantas lo necesitan para crecer y desarrollar su potencial genético. Lamentablemente, el fósforo no es abundante en el suelo. Y lo que es peor, mucho del fósforo presente en el suelo no esta en formas disponibles para la planta. La disponibilidad de este elemento depende del tipo de suelo, según este, una pequeña o gran parte del fósforo total puede estar “fijado” (no disponible) en los minerales del suelo. Esto significa que la planta no puede absorberlo. En la naturaleza, el fósforo forma parte de las rocas y los minerales del suelo. Las fuentes de fósforo como nutrimento para las plantas son los fertilizantes minerales y los fertilizantes orgánicos. Los fertilizantes minerales son compuestos inorgánicos de fósforo que se extraen de los grandes yacimientos de “roca fosfórica”. Estos compuestos minerales, son tratados para hacerlos más solubles para que así, sean disponibles para las plantas y puedan ser utilizados por estas en la formación de tejidos y órganos vegetales. La figura inferior muestra el ciclo del fósforo en la naturaleza y la intervención del hombre en el mismo. Se puede observar que se pierde fósforo por: escurrimiento, erosión, lavado y extracción en la cosecha. Por otro lado se regresa fósforo al suelo por medio de adición de fertilizantes minerales (que es la más importante y significativa), retorno de residuos de animales y    plantas y por deposición atmosférica.  

Las plantas absorben únicamente el fósforo que esta en la solución del suelo en forma de HPO4-2 (ión fosfato monoácido) y H2PO4-1 (ión fosfato diácido). Cualquier fertilizante ya sea de origen orgánico o mineral debe de transformase primero en esas especies (formas químicas) antes de ser utilizado por el cultivo. Las diferencias entre los residuos orgánicos y los fertilizantes minerales son principalmente dos: 1) velocidad de disponibilidad para el cultivo (los residuos orgánicos tienen que ser primero descompuestos por los microbios, mientras que los abonos minerales ya tienen los compuestos en la forma que la planta los utiliza) y 2) concentración (los residuos orgánicos tiene concentraciones mas bajas de fósforo que los compuestos minerales). Para garantizar una producción rentable y devolver al suelo el fósforo que ha sido extraído por la cosecha, los agricultores deben aplicar fósforo a sus cultivos. Es esta la forma de asegurar la fertilidad y la calidad del recurso suelo. Es importante estar conciente de la responsabilidad que tenemos de conservar nuestros recursos para las nuevas generaciones. La materia, como todos sabemos, no se crea ni se destruye, al cosechar estamos extrayendo fósforo del suelo e integrándolo a nuestras dietas por lo que es necesario devolver lo extraído, de lo contrario, estaremos empobreciendo nuestros suelos y gastando un recurso no renovable. Recordemos que el suelo que cultivamos actualmente será el mismo que cultivaran nuestros hijos, nuestros nietos y bisnietos. Es nuestra responsabilidad resguardar lo que la naturaleza nos ha prestado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada